Rodaballo

Es posible que el salmón sea más conocido, pero el rodaballo es igual de interesante. Es una de las especies de peces más feas del océano, y pasan su vida aplanados contra el fondo del océano. Una adaptación biológica a su lugar en el fondo del océano —y uno de los factores que contribuye a su fealdad— es el hecho de que tienen ambos ojos del mismo lado de la cabeza. El ojo "inferior" migra hasta el lado superior de la cabeza cuando se encuentran en la etapa larval. Una vez que son jóvenes, se establecen en su hogar en el suelo oceánico y pueden crecer hasta proporciones enormes: el más grande registrado pesó 495 libras. Eso es poco común, pero no es para nada inusual ver pescadores en la zona central del sur de Alaska acarreando rodaballos de 150 libras o más. También pueden vivir durante mucho tiempo (las hembras más que los machos), lo que contribuye a su masivo crecimiento durante su vida. La carne blanca del rodaballo es firme y suave, y se cocina muy bien. Es la base principal del menú a lo largo de Alaska.

Dónde encontrarlos:

Los rodaballos se encuentran en toda la región norte del Océano Pacífico, desde British Columbia hasta el golfo de Alaska y el noroeste hacia el mar de Bering. La pesca de los mejores rodaballos en Alaska tiene lugar en la zona central del sur de Alaska, en particular a la salida de los puertos de Homer y Valdez.

Cuándo venir:

El mejor momento para pescar rodaballos es en el verano.