Águilas

El símbolo nacional de los Estados Unidos, el águila calva, es por lejos la especie más abundante en Alaska, quizás debido a la afluencia de su principal fuente de alimentación, el pescado, en el estado. La característica cabeza blanca puede detectarse fácilmente entre los abetos densos y oscuros de Sitka en las regiones costeras de Alaska, y las águilas suelen verse yendo de aquí para allá sobre las aguas de la costa, sumergiéndose y atrapando peces, que devoran en la orilla. Las águilas calvas son impresionantemente grandes: la extensión de sus alas pueden llegar a siete pies y medio. En ciertas áreas, las migraciones de peces de temporada atraen miles de águilas calvas a la vez. En la comunidad de Haines, en el Pasaje Interior, las águilas son atraídas por una migración de salmones de fin de temporada, y se juntan de a miles en noviembre y diciembre junto al río Chilkat. Mucho más al sur, a lo largo del Pasaje Interior, el río Stikine, cerca de Wrangell, Alaska, alberga una concentración de águilas de un tamaño semejante en la primavera.

Dónde encontrarlas:

Las águilas calvas suelen verse más comúnmente en la zona central del sur de Alaska y en la región del Pasaje Interior. También se observan en los Estados Unidos continental, aunque con mucho menos frecuencia.

Cuándo venir:

Si bien los mejores lugares dentro de Alaska para ver águilas varían un poco según la época del año, las águilas pueden encontrarse durante todo el año.