Formado por 1,7 millones de acres en el noroeste de Alaska, el Parque Nacional del Valle de Kobuk ocupa un amplio valle donde la sección media del río Kobuk se encuentra rodeada de las cadenas montañosas Baird y Waring. Ubicado 75 millas al este de Kotzebue, este tazón semicerrado protege varias características únicas y una de las verdaderas rarezas de Alaska: las grandes dunas de arena de Kobuk.

Las grandes dunas de arena de Kobuk, de 25 millas cuadradas de superficie, las pequeñas dunas de arena de Kobuk, cerca de Onion Portage y las dunas del río Hunt abarcan gran parte de la zona sur del valle del Kobuk y conforman las dunas de arena activas más grandes del Ártico. Formadas por la acción trituradora de los glaciares, estas dunas esculpidas por el viento se alzan hasta los 100 pies de altura y están estabilizadas por la vegetación de la zona. Las dunas, a las que se accede mediante una extenuante caminata de una hora a orillas del arroyo Kavet, desde el río Kobuk, quedan 40 millas por encima del Círculo Ártico; no obstante, en verano, las temperaturas allí pueden subir hasta los 100 °F.

Una sección del río Kobuk también atraviesa el parque. Sus acantilados, algunos de los cuales tienen más de 150 pies de altura, sostienen cuñas de suelo congelado y fósiles de mamíferos de la era del hielo. El lento río Kobuk ofrece extraordinarias oportunidades de viajes en botes flotadores por áreas silvestres, a través de panorámicos bosques boreales rebosantes de vida silvestre. Entre otras actividades se incluyen excursiones de mochileros, pesca, trineos de perros, senderismo y navegación.