La segunda ciudad más grande de Alaska, el centro del interior, la puerta de entrada al Bush, la ciudad del corazón de oro... llámela como quiera: Fairbanks es tan diversa y singular como cualquier lugar de Alaska. 

Acerca de Fairbanks
El área de Fairbanks alberga a poco más de 100.000 afables lugareños, lo que hace de esta región el segundo centro más poblado de Alaska. La ciudad cuenta con una universidad, una base del ejército y una base de la fuerza aérea, y es conocida por los trineos tirados por perros, las auroras boreales y sus condiciones extremas de luz, oscuridad, calor y frío. En invierno, se han registrado temperaturas extremas, de hasta -62 °F y, en verano, es común que la temperatura ronde los 80 °F. Además, los días de verano son largos, ya que Fairbanks goza de más de 22 horas de luz solar cuando llega el solsticio del 21 de junio. 

Cosas para hacer
Fairbanks es uno de los mejores destinos de Alaska para visitar todo el año. Los visitantes tendrán mucho para hacer, ya sea que lleguen durante los largos y tibios días del verano o para observar las espectaculares auroras boreales que exhiben sus colores en el cielo nocturno de invierno. Hay una amplia gama de actividades disponibles, incluso compras en las muchas galerías de arte colmadas de cerámicas, pinturas, textiles, manualidades y joyas elaboradas por nativos de Alaska, rafting o navegación en kayak en el serpenteante río Chena, golf, pesca, recorridos en motos de nieve, excursiones y atracciones tales como el Parque Pioneer, que celebra la historia del oro de la ciudad, esquí a campo traviesa y alpino, avistamiento de fauna, baños termales o incluso disfrutar de una cerveza elaborada en el lugar. 

Fairbanks alberga la Universidad de Alaska Fairbanks y el Museo del Norte de la Universidad de Alaska, donde las colecciones presentan tanto artículos de historia natural como artísticos. Este museo es, merecidamente, considerado uno de los mejores del estado.

Fairbanks es además la puerta de entrada a viajes hacia el interior y al Ártico. Se puede acceder al Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico en aviones pequeños, y todos los viajes por la famosa autopista Dalton hasta la bahía Prudhoe (también conocida como la “ruta de acarreo”) comienza en Fairbanks. Para obtener ayuda para la planificación, acuda al nuevo centro cultural y de visitantes Morris Thompson. El centro alberga a la Oficina de convenciones y visitantes de Fairbanks y al Centro de Información sobre Tierras Públicas de Alaska.

El área estatal de recreación del río Chena es un lugar excelente para ver alces o lanzar una canoa, kayak o balsa al río Chena. El sendero Angel Rocks se encuentra en el área estatal de recreación del río Chena, y un camino de ocho millas conduce al cercano Centro termal de Chena, donde los senderistas cansados pueden sumergir sus cuerpos cansados en las relajantes piscinas termales.

Cómo llegar hasta aquí y a los alrededores
Fairbanks queda en la confluencia de las autopistas Richardson, George Parks, Steese y Elliott; es por esto que se la conoce como ciudad central. Fairbanks cuenta además con un aeropuerto internacional, con vuelos frecuentes desde dentro de Alaska, desde los 48 estados continentales e incluso desde países como Japón y Alemania. El Ferrocarril de Alaska ofrece servicios desde Anchorage a través del Parque Nacional Denali.

Historia
Fairbanks data de 1901, cuando E.T. Barnette navegó río arriba por el Tanana en el SS Lavelle Young con 130 toneladas de suministros, en dirección a los campos de oro de Tanacross. Al año siguiente, un explorador minero italiano de nombre Félix Pedro encontró oro 12 millas al norte y el puesto de comercio de Barnette se convirtió en una ciudad floreciente a la cual llegaban multitudes de mineros en tropel.

La construcción del Ferrocarril de Alaska, la autopista de Alaska y el oleoducto Trans-Alaska contribuyeron muchísimo al crecimiento de Fairbanks. La ciudad aún tiene un corazón de oro: la cercana mina de oro Fort Knox, es la más grande de Alaska.

Your Photos

Los mejores lugares para visitar en Fairbanks

    Warm up in the naturally heated mineral waters of Rock Lake.

    Explore More

    Travel along the river by historic sternwheeler, jetboat, canoe or raft.

    Explore More

    Experience Alaska’s state sport and learn about Yukon Quest history at the sled dog kennels.

    Explore More

    Midnight sun baseball games and Alaska Native arts and cultural festivals top the list.

    Explore More

    Learn about Alaska’s vibrant history, wildlife and culture of Alaska’s Interior and Arctic.

    Explore More

    Watch the aurora borealis dance across the sky in Fairbanks.

    Explore More

    Come face to face with reindeer, musk oxen and other Alaska wildlife at University of Alaska Fairbanks’ Large Animal Research Station.

    Explore More